8 de julio de 2008

Cora, entre Cortázar y Coixet

Josef es un hombre que ha sufrido un accidente de trabajo en una plataforma petrolífera de alta mar. Como enfermera le asignan a Hanna, que cuidará de él hasta que pueda retornar a tierra. Aislados del mundo, quedan uno a merced del otro y de sus palabras, esas palabras que poco a poco empezarán a revelar otro mundo, a horadar la piedra que cubría sus pasados como a un secreto impronunciable.

Este es el marco en que se desarrolla la conmovedora y cruda historia de La vida secreta de las palabras (The secret life of words) (2005), la película de Isabel Coixet protagonizada por Tim Robbins y Sarah Polley.
En su convalecencia y tras haber perdido la vista por el accidente, Josef necesita crear una imagen de su enfermera, otorgarle una identidad física que ni su ceguera ni el implacable hermetismo de Hanna le permiten. Así es como Josef empieza a llamar "Cora" a su enfermera. Ella no sabe por qué, pero quiere saberlo y por eso pregunta. Coixet no lo menciona explícitamente, prefiere hacer que su personaje responda como recordando la lejana lectura de un cuento, pero la respuesta es nada menos que el argumento del relato "La señorita Cora", de Julio Cortázar.

El relato pertenece a Todos los fuegos el fuego, el cuarto libro en que Cortázar vuelve a desplegar con nuevos artificios el aparato fantástico que ya había utilizado, con diferentes alternativas, en sus primeros libros. "La señorita Cora", sin embargo, no es un cuento fantástico, diríamos que preludia esa veta intimista que empezará a desarrollar a partir de su siguiente libro, Octaedro, y que marcará el resto de su corpus cuentístico. Notable por la técnica narrativa que utiliza, "La señorita Cora" es el triunfo de la fluidez polifónica, al tiempo que destaca la desgarradora relación que se entabla entre una enfermera y un niño.

El fragmento que reproducimos a continuación, aunque adelanta el final del cuento, no malogra sus virtudes ni el impacto sobre cualquier lector, porque "La señorita Cora", como todo gran cuento, es impactante no por el tema que cuenta, sino por la manera de ser contado. Por otra parte, creemos que la lectura del relato cortazariano puede proveer una nueva mirada sobre la total comprensión de la película, una nueva manera de interpretar la relación entre Josef y Hanna, más enriquecedora y reveladora, además, del arte de esa gran directora que es Isabel Coixet.

"Leí una historia hace tiempo sobre una... sobre una enfermera muy joven y muy bonita llamada Cora... y un chico de 15 años al que ingresan para operarlo de apendicitis y... al chico le avergüenza que ella lo bañe, lo afeite, le ponga la cuña... Cuando ella entra en la habitación, él no puede ni hablar. Ella no le toma en serio, cree que es un niño, lo trata como a un bebé. Y al final hay complicaciones, infección, fiebre alta. El chico... se pone muy débil y... se está muriendo... y Cora se sienta a su lado, le habla y le canta y... No sirve para nada, se está muriendo y ella se acerca a él y le dice "no me dejes, no me dejes, no... me dejes". Y el chico muere... con el nombre de Cora en los labios y... ella descubre que lo amaba."

12 comentarios:

* Sine die * dijo...

Es una de esas películas que se te quedan a vivir dentro....

Gracias por recordármela...

Arcángel Mirón dijo...

Aún no la vi. Es una de mis películas pendientes.

Y confieso que prefiero al Cortáza poeta que al cuentista.

Un abrazo, Diego.

Diego dijo...

Sin duda, "sine die", es notable cómo Coixet dice tanto con tantos silencios.
Y gracias, Arcángel, por recordar esa otra parte tan injustamente desconocida de Cortázar, porque ciertamente es valiosísima. ¡Y qué decir de su novelística! ¡Y sus ensayos literarios! ¡Y sus traducciones! Pocos autores han creado con tanta calidad en tantos géneros diferentes.

Adrianita dijo...

Me encantaría ver esta película..
A propósito Diego, qué te parece el cuento: "El río" de Cortázar, es tan cinematográfico! todo confluye en unas solas lineas finales. Me impactó y me impacta siempre...

Gracias por tus comentarios en los poemas..."En medio del otoño" es eso, mi mirada en medio de las hojas caídas...
Un abrazo inmenso.

fire dijo...

hola diego..
Hace mas de una semana..abri tu blog...directamente desde un comentario que dejastes en el mio..
despues de leerte detenidamente ...llegue ala conclusion de que estaba dentro de un blog de excelente calidad...
me dispuse a enlazarte...y fue enhtonces cuando se me cerro el explorador y te perdi...
mira que te he buscado por mi blog...bucaba de neuvo tu comentario para volver a visitarte..
per lo perdi...
asi kimaginate mi alegria al encontrarte hoy de nuevo...

ya no te me escapas..
ya te dejé agregado amis feeds.asi que prometo rondar por aki con frecuencia...


En mi blog he hablado muhs veces de Isabel Coixet...y precisamente hace unos dias colgue un video precioso subtitulado de "la vida screta...."...
me encanta..¡¡¡..
un saludo diego...

Diego dijo...

Adriana:
"El río" es formidable. Cierta vez Cortázar confesó que la escritura de un cuento no le demandaba ningún esfuerzo, que ya estaba todo listo antes de escribirlo. Si para la mayoría de sus cuentos eso es discutible (por la elaboración que delatan), "El río" es uno de esos cuentos en que se nota que Cortázar deja volar la pluma, como tratando de sacarse un peso de encima. Pero hay que ser Cortázar para hacer eso y al mismo tiempo dejarnos un cuento memorable.

Fire: todos mis agradecimientos son pocos. Algunos te los colgué en tu blog, en el post sobre "La vida secreta..." Pero sigo en deuda.

simalme dijo...

No caí en eso al verla. Coixet me gusta, pero donde se ponga Cortázar, hasta su última coma se respira como una maravilla, Rayuela, las babas del diablo, Encargo...Es un Dios...

Diego dijo...

Ya que lo has comentado, Simalme, pronto subiré una pequeña referencia sobre "Las babas del Diablo". Un abrazo.

Mar dijo...

Qué bella entrada, qué bella relación entre mi amado Cortázar y la película.

Muchas gracias por dejar huella en uno de mis blogs, y permitirme llegar al tuyo.

(En el que habré de detenerme con tiempo)

Enhorabuena estos encuentros.

Un saludo desde Bs As

FER dijo...

Pues mira que a mí la Coixet... Psssssss Tiene una gran película, Mi vida sin mí, pero el resto no me acaba de...

Diego dijo...

Mar: seguramente Cortázar está en muchos corazones. Gracias por pasarte. Un abrazo.

Fer: Mi vida sin mí es excelente, creo que mejor que La vida secreta... Sólo que ahí no está Cortázar. Un abrazo.

Tristancio dijo...

La película, tremenda; el cuento, inolvidable...

Saludos.-